Los smartphones casi acaban de llegar a nuestras vidas ya que son pocos años los que llevan en el mercado pero a pesar del corto tiempo la penetración es increíble hoy en día cada persona tiene un Smartphone. Los novedosos celulares de hoy están a años luz de sus antecesores las características que poseen hoy en día no se parecen en casi nada a los de los celulares de antaño.

Es difícil imaginar qué nos depara el futuro de los smartphones y se ven ya en el horizonte aplicaciones alojadas en la nube entre otras características. Las grandes empresas fabricantes de teléfonos celulares luchan por recibir la aceptación por parte de sus clientes e insertan cada vez mayores características y poder en un celular que cabe en la palma de la mano.

Los celulares fabricados por Apple han sido los dispositivos de referencia de la industria, el IPhone revolucionó la forma de fabricar celulares. Empresas como Samsung han luchado por disminuir la distancia entre las características del IPhone y sus modelos Galaxy teniendo una penetración de marcado impresionante y casi dejando atrás al predecesor de los teléfonos inteligentes.

El tamaño y la resolución de las pantallas es otro aspecto de competencia entre los teléfonos celulares y estas son cada vez de mayor tamaño y resolución, otro aspecto en constante desarrollo es la capacidad en megapíxeles de las cámaras que incorporan los celulare. Esto ha hecho que los celulares se vuelvan herramientas para disfrutar el contenido multimedia y sea también una herramienta para compartir en redes sociales las cuales ya son parte inherent en la vida de cada ciudadano de este planeta.
Es por esto que en Tecnopay estamos viendo un tremendo crecimiento por parte de nuestros clientes y afiliados y son ya muchos casos de éxito.

Si deseas iniciar un negocio de recargas toma en cuenta el mercado potencial que tienes frente a ti, los smartphones llegaron para quedarse y son cada vez más personas quienes tienen uno sin importar su nivel socio económico.

Vende recargas con Tecnopay nosotros te decimos cómo.